miércoles, 7 de septiembre de 2011

El trato infame a la Fibromialgia, el Síndrome de Fatiga Crónica y la Sensibilidad Química Múltiple



El INSS está dando un trato infame a los enfermos de FM, SFC y SSQM.
Cuando 2 millones de afectadas, en su mayoría mujeres trabajadoras, contribuyentes al sistema necesitan una prestación de incapacidad porque su vida mermada por las enfermedades ha roto todos los moldes de intentar superar estas dolencias, el INSS y por ende la Administración, deniega sistemáticamente la posible incapacidad en todos sus grados.
Denunciamos el trato vejatorio, velado y amparado en unos supuestos legales, que determinan el abuso de derecho que nos imponen sistemáticamente.
Cuando la ciencia está avalando el carácter incapacitante de las propias enfermedades, el INSS de toda España dificulta el acceder a prestaciones a estas personas enfermas crónicas.
La gravedad de la situación deviene cuando más del 95% de las peticiones son denegadas sin entrar a valorar al enfermo que independientemente de su puesto de trabajo tiene dificultades para sobrellevar tan terrible carga física y mental.
Las bolsas de pobreza que se están creando en estos colectivos de enfermos pasan por no poder ni cubrir las necesidades vitales para afrontar la enfermedad con dignidad.
Hay mujeres que acuden a los servicios sociales habiendo perdido sus derechos por la actitud negligente del INSS.
La maldad consiste en no sólo la no concesión de la incapacidad, sino en abocar sistemáticamente a estos enfermos a pasar por los juzgados en primera y segunda instancia con el coste adicional que supone, pero que muchos no se pueden permitir.
Suponemos que la consigna del Ministerio de Trabajo del que depende el Instituto Nacional de la Seguridad Social en sus Direcciones Provinciales y a la cabeza la Dirección General, ha tomado como norma la denegación, no sólo por motivos económicos, sino por la incredulidad que suponen estas enfermedades y por ende los enfermos afectados.
Puestos al habla con la Dirección General, niegan cualquier tipo de consigna que recorte los derechos de estos enfermos crónicos.
Dudando de esta premisa que aducen, estamos en la seguridad de que no quieren cargar con el coste de ello.
Estas negligencias administrativas, abusivas, cercenantes, desaprensivas e inhumanas llevan a situaciones de gravísimos estados de postración, económicos  y sociales, de los cuales no se pretende dar marcha atrás, sino todo lo contrario.
Acusamos a estos organismos del grave perjuicio social que están creando en detrimento de la salud, por la que deben velar como Instituto, Ministerio, y servicios del Insalud en donde la norma sigue siendo la negación, el abandono y el perjuicio al que estamos sometidos.
Denunciamos el tratamiento que se contempla como actitud negligente por parte de estos organismos que incumplen todos los requisitos de las leyes de Seguridad Social, la ley Administrativa y la propia Constitución.
Necesitamos hacer una campaña social para concienciación y denuncia sobre las situaciones que se están viviendo en las áreas tanto médica, administrativas y jurídicas.
Esto no puede esperar más, y apelamos a la prensa para que difunda este importantísimo problema de denuncia y crear un estado de opinión y debate limpio y sin manipulaciones al que nos vemos sometidos sistemáticamente. La desesperación de los enfermos ha llevado a varias personas a huelgas de hambre en estos últimos meses, pero pueden ser más, dada la situación insostenible del colectivo muy maltratado y al borde del colapso social y económico.
En la inmensa labor que hace la prensa con otros colectivos maltratados, apelamos a la difusión de esta noticia que podrá ser ampliada en sucesivas conversaciones o aclaraciones.
Así mismo rogamos que efectúen entrevistas con los responsables de estos organismos para poder defender nuestra situación insostenible y, de ese modo entablar un careo social, médico y jurídico que deje en entredicho las posturas que mantienen hacia estas enfermedades y enfermos abandonados en una desgracia de enfermedades desatendidas por todo el sistema.
Elena Navarro Presidenta de la Plataforma para la FM, SFC y SQM, reivindicación de derechos

3 comentarios:

  1. Comparto absolutamente; no puedo dar más datos pq no tengo la conversación grabada, pero la consigna es esperar a que se llegue a la jubilación y alargar bajas y en caso de juicio sistematicamente recurrir ya que esperan que te canses y vuelvas a trabajar y la empresa se haga cargo del pago de tus bajas, etc. en mi caso tengo la absoluta después de dos años en los juzgados y una subrogación de hipoteca para poder pagar al abogado. Tengo una diminución aprobada de un 39% pq solo contaron con los informes, radiografias etc. traumatologicos, la FM y SFC rubricada por el Clínic y el Doctor Fernandez Solà se la pasaron por el forro y la consideraron una enfermedad psiquica que me hizo puntuar del 33% al 39%. Una verdadera verguenza. Y yo se que soy una persona afortunada (increible no?)...una verdadera m...da!

    ResponderEliminar
  2. Excelente reivindicación!! Yo me considero una persona con "¿suerte?", al tener una enfermedad previa, visible, y aceptada, lo que hace que la mayoria de las veces que voy al medico incluso "Omita" mi condición de Fibromialgica para que me tomen en serio. Tengo que decir mi otra enfermedad primero para que miren y luego ya, incluir mis dolores fibromialgicos una vez me toman en serio.
    No puedo imaginar la IMPOTENCIA que debéis estar pasando.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lianxio, aunque muchos piensan directamente que estoy loca al verme con mascarilla, también y gracias a nuestro trabajo de divulgación y reivindicación y al de otras asociaciones hay muchísimos mas que conocen la SQM, es por eso que aún teniendo el diagnóstico de FM, nunca me refiera a el en mis consultas médicas, pero es totalmente cierto que se sigue maltratando a las mujeres diagnosticadas "solo" de fibromialgia, así que nos queda un largo camino, te unes a nosotras? Isabel

    ResponderEliminar