sábado, 20 de marzo de 2010

CADA VEZ MAS NIÑOS Y CASOS MAS SEVEROS, PONDREMOS LÍMITE???




                                ITZIAR, UNA NIÑA BURBUJA DE SOLO SIETE AÑOS
¿Se imaginan tener 7 años y acudir a clase con una mascarilla? ¿Y no poder ir a cumpleaños de amigas de clase? ¿Y no poder comer chocolate, ni galletas, ni beber un refresco, ni comer gusanitos? ¿Y no poder tener amigos porque todos se lavan con jabón, se echan colonia y sus madres lavan la ropa con suavizante? No es ninguna broma. Así es la vida de Itziar. Cuando se salta alguna de estas reglas y huele algo indebido entra en crisis: le duele la cabeza, las piernas, incluso sufre ataques. Padece Sensibilidad Química Múltiple, una enfermedad rara y cruel que encierra a quienes la padecen en una burbuja. Así los conocen. Esta es la historia de la "niña burbuja", la española más joven con esta dolencia.

-Ahí viene. Mírala, se le cae la mascarilla, no sabe ponérsela sola, nos cuenta Yolanda, su madre. 
Al fondo del patio aparece Itziar, despacito, arrastrando la maleta con su odiada mascarilla negra tapándole media cara. Hemos ido a recogerla al colegio al que asiste en Ajalvir, en Madrid. Todo un lujo ir al colegio. Ella aún no lo sabe pero en breve tendrá que abandonar las clases. "No lo quiero ni pensar", nos dice Yolanda, "pero es que la doctora nos ha dicho que tenemos que sacarla porque va a someterla a un tratamiento de quelación para eliminar todos los metales pesados de su cuerpo, pero también elimina todas las vitaminas y se quedará muy débil. Va a ser muy duro".
Muy duro de verdad debe ser convencer a una niña de 7 años de quedarse todo el día en casa, sin amigos, sin montar en bici, sin nada"Ni siquiera tendrá la visita de profesores ocasionales para poder terminar el curso. En el colegio les han dicho que es muy difícil "por la crisis". Así que en los próximos meses estarán solos. Tan solos como han estado desde que a Itziar le diagnosticaran la enfermedad. Aunque llevan años de médico en médico para saber qué le pasaba a la niña, lo han averiguado hace sólo 9 meses. Un fisioterapia, extrañado de su debilidad extrema y sus crisis, le dijo a sus padres que le hicieran un test de metales pesados y "dio positivo, una pasada".
Desde ese día tiraron lo que había en casa que podía hacerle daño: perfumes, detergentes, colonias, suavizantes, comida normal" Todo tiene que ser ecológico. "Comemos como en Gran Hermano: sólo pasta y arroz porque un kilo de pollo ecológico vale 30 euros".
Antes de comer Itziar tiene que ingerir una vacuna especial hecha para ella y carísima. "Ahí está el problema. Todo es muy caro. No tenemos dinero" . Sus padres trabajan, pero dos sueldos medios son una pequeñísima parte de lo que Itziar necesita. "El tratamiento viene de Estados Unidos porque en España la enfermedad no está reconocida y por tanto, no hay ayudas. Hemos pedido préstamos, ayuda a la familia, al cura del pueblo, pero no es bastante". "Deberíamos pintar las paredes con pintura ecológica pero también es carísima. No podemos", dice desesperado Miguel Angel, su padre. Un callejón sin salida del que no saben salir.
Mientras sus padres piden ayuda, Itziar nos enseña sus muñecas, su cuarto... Y la fotografía en la Cabalgata de los Reyes Magos. Fue la última concesión de Yolanda a su niña. "No debería haberla llevado, pero le puse la mascarilla y la dejé unos minutos. ¿Cómo encierras entre unos barrotes a un niño?".




6 comentarios:

  1. Terrible, terrible noticia peró por desgracia real, cada dia por desgracia veremos noticias así. La contaminación va aumentando en todos los lugares, no existen lugares aún limpios de verdad, con un buen control medioambiental. Mientras no nos aseguren un lugar donde no se fulmige, donde no pasen avionetas fulmigando pinos, donde no existan humos, ni chimeneas, ni barbacoas, donde no hayan campos abonados con purines, ni que circulen coche y motos por las calles, donde no te encuentres alguien fumando o muy perfumado, donde.....tantas cosas.... no estaremos seguros de poder respirar con libertat.
    Itziar se merece un sitio con un control mediambiental rigoroso, May se merece un lugar donde jugar con Itziar con columpios, donde poder correr en bicicleta, donde saltar, reir, vivir, en definitiva vivir sin miedo a econtrarse mal después. Donde estudiar y crecer, donde tengan un futuro hasta esperar un milagro.
    Por eso lucharemos por Eco-aldeas limpias y alejadas de posibles contaminaciones donde todos los afectados en estados graves puedan vivir libres de mascarillas y de miedos.
    Debemos luchar por ellas y por tantos niños desconocidos que sufren como ellas sin saber que ocurre en realidad. Y por Elvira, ella solo pide una cueva, una cueva fria y humeda, pero que pueda respirar. Por todas las Elviras.

    ResponderEliminar
  2. Siento mucho que ya de tan niña tenga Sqm,no me sorprende en absoluto,pues esto cada dia va a ir a mas.
    Yo solo digo que esta niña aun no es una niña burbuja,es una niña afectada de sensibilidad quimica multiple y que hay que tener unos cuidados con ella para que no pase crisis,pero que si la aislan ya de tan pequeña de todo contacto,cada dia la haran mas sensible en intolerante al mas minimo contacto y entonces si que la convertiran en una niña burbuja que no podra salir de casa,creo,como opinion personal y como muy afectada de Sqm,y como propia experiencia personal,de haber estado meses como en una burbuja a poder empezar a salir,gracias a una dieta hipotoxica extrema y a ir incorporando de manera controlada algun alimento y salida esporadica me he ido haciendo el mundo mas grande otra vez.Tengo claro que...cada vez que tengo una crisis grave,no una exposicion a toxicos y crisis normal de cada dia,hablo de crisis fuertes que he necesitas otra vez meses de limpieza...que ese aislamiento extremo no nos ayuda en nada,mas que a hacernos mas sumamente sensibles y aislarnos y que al minimo contacto nos desmayemos.
    Es mi opinion.

    ResponderEliminar
  3. Bueno a mi el término no me gusta nada, la chica burbuja, la niña burbuja, pero es lo que vende en los medios de comunicación, tampoco somos para nada y por desgracia una enfermedad rara como pone en el artículo, se van diagnosticando cada vez mas y mas afectados, esto ya es imparable, no imagináis cuanta gente me escribe y me cuenta sus síntomas y son todos iguales a los míos, los tuyos, los de la otra... cada vez vamos a ser mas y tenemos que conseguir que la sociedad se conciencie que tiene que cambiar nuestro estilo de vida o estamos perdidos, y no soy catastrofista ni nada parecido, soy realista, esto es lo que hay y el que lo quiera ver peor para el y sus familia.
    Los que ya estamos en esta situación y dentro de nuestras posibilidades tenemos la obligación moral de dar a conocer a los demás ( que todavía no son conscientes, al igual que yo antes de enfermar)del peligro de una vida llena de tóxicos, Isabel

    ResponderEliminar
  4. Isa, ¡totalmente de acuerdo contigo!.
    Me habló de ésta niña mi padre(el decía que había salido en la 1, ¡como pa buscar ahí!) y ahora ojeandote ví la noticia y corrí a ponerla sin leer siquiera los comentarios. Y ahora que me vuelvo, veo que coincidimos, jejejeje.
    No veas como se me puso el corazón, en un puño. Pensando en Itziar, en May, en Olaya...ya sabes. (por cierto éstos días tanto ella como yo, que nos extralimitamos un poquito, andamos con diarreas y demás). Lo mío, pues ya se sabe pero... Bueno, ¡ya me entiendes!, Ufff.

    ResponderEliminar
  5. ¡Que realidad tan dura!
    Amiga mía, esta es una historia conmovedora, sin embargo, la amenaza sutil sobre lo que podría ser la sanidad pública en unos años,´¿en qué estado nos dejaría y sobre a niños/as como Itziar.
    Es muy doloroso tener un hijo y que desde tan pequeña, haya de vivir esta realidad.
    Isabel Gómez

    ResponderEliminar
  6. Hola buenas!! Soy una alumna de 15 años y me pongo en contacto contigo para pedirte ayuda. Lo primero de todo, aunque no se si usted padece esta enfermedad, es notificarme que estoy haciendo una trabajo sobre la sensibilización Química múltiple. Por esta razón, me encantaría entrevistar a una persona a la que le han diagnosticado esta enfermedad. Si usted haría el enorme favor te concederme un rato de su tiempo para responderme algunas preguntas, estaría muy feliz.

    ResponderEliminar