jueves, 3 de septiembre de 2009

LES ERES DE GÁTOVA




Hemos pasado unos días maravillosos en unas casitas rurales en plena Sierra Calderona.
La verdad es que cada vez mis valores y prioridades en la vida van cambiando siempre en beneficio de mi salud.
Podéis creeros que he pasado nueve días sin síntomas?
Los cinco últimos no los disfruté del todo pensando que tenía que volver a la ciudad, Vicente llegó a enfadarse conmigo, lo comprendo me puse muy pesadita diciéndole que me quería quedar allí a vivir.
El primer día en Valencia tuve que ir al médico y pasé la tarde en la cama llorando del terrible dolor de cabeza que tenía, el taxi en el que fui a hospital llevaba ambientador y la hora de estar en la sala de espera.... me costó cuatro horas infernales recuperarme a pesar de la ayuda de mi super -purificador de aire, que me saca de las peores situaciones..... llevo ya tres días con mucho cansancio y sin fuerzas de nuevo.
Podréis comprender lo feliz que he sido en Gátova, no?
Mis amiga Lola y Piluca dos afectadas de SQM también se enamoraron del sitio , diez días sin mascarilla, QUE FELICIDAD!!!!!!!!

En cuanto llegué allí lo primero que me dije fue, esto es lo que quiero conseguir para mí y los demás afectados de Sensibilidad Química Múltiple.... espero que lo consigamos, seguro que sí.

6 comentarios:

  1. Me immagino la felicidad que abrás sentido.

    Las chicas han debido de estar tamién muy a gusto, además de tú Vicen y May (la muñequita)
    Te quiero
    Puri

    ResponderEliminar
  2. Nos queda muy claro a todas cómo nos llega a afectar la contaminación de las ciudades y la concentración de químicos que llegamos a respirar, cuando podemos alejarnos y, como dices tu, pasar unos días asintomáticas, ¡qué felicidad! es como hacerse nueva, con nuevas esperanzas. Ojalá pudiéramos todas irnos a vivir a zonas más saludables, y que éstas no desaparezcan por la codícia y la masificación...quizás algún día consigamos una zona libre (algo), como en Canadá, para que podamos irnos a vivir, especialmente cuando seamos mayores...
    me alegro mucho que hayas podido tener esa experiencia.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaaaaaaaaa, vaya que sí estoy encantada, es mi nuevo hogar, no sé como lo voy hacer pero en cuantito tenga algo de dinerito, payá que me voy un finde. Aquello es la leche, es genial, se puede respirar a monte, tranquilidad, paz....
    He aprovechado para dormir, leer, charlar, descansar, comer (si también), en fín una gozada, pa repetir. Así mi querida Isa que siempre vas un paso por delante abriéndome el camino, nuevamente mil gracias por existir y compartir. TE QUIEROOOOOOOOOO CHURRRRRRIIIIIIII

    ResponderEliminar
  4. Cachis se me olvidaba, soy tu lolalolitalola
    Besitos
    Te cuidas!!!

    Ays que he vuelto con las pilas cargadas y claro se me ve el plumero, yupiiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  5. Ya se que eres mi Lola, ya... si cuando te leo es como si te oyera.
    Mercé vamos a encontar ese sitio, existe y es maravilloso sentirse otra vez bien, lo que duele mucho es tener que volver a la ciudad y empezar a tener sintoma tras sintoma y no levantar cabeza, me comprometo con vosotras a intentar encontralo, seguro que cuento con la ayuda de mi Lola, así que manos a la obra Lolita, empezó nuestro trabajo de este año, en busca del lugar ideal..... seguro que lo encontramos, seguro!!!!

    ResponderEliminar
  6. Mi linda Isabel, la realidad, es que otra vez vuelves a la contaminación total y tu cuerpo como el de todas las que sufrimos en parte tu dolor y sentir, sabemos que nuestra vida gira entorno a un medio extremadamente violado en su esfera natural.
    Un beso.
    Isabel Gómez

    ResponderEliminar